Vida

Estándar
Fácil

La gripe vuelve a colapsar urgencias

La falta de personal, su precariedad laboral, los problemas de espacio y ubicación, hacer un mal uso de las urgencias o la necesidad de visitarse para adquirir una baja son algunos de los factores que favorecen el colapso

Todos los años, a principios de enero, hay una epidemia de gripe estacional. El incremento de pacientes crea más demanda en los centros sanitarios. Esto es previsible y, por tanto, las medidas a tomar también deberían serlo.

Se está hablando mucho de la situación de los hospitales y de los centros de Atención Primaria pero para entender que esto se reproduce cada año hay que leer por separado todos los factores que intervienen. También hay que saber qué es la gripe y, no por hablar en términos de epidemia, verla como una enfermedad letal desde un inicio.

De hecho, hay que ser consciente de que no todos los resfriados o gripes requieren visita al médico, algunos sólo necesitan reposo. La gripe generalmente se cura en casa, lavándose mucho las manos para no transmitir la enfermedad a otras personas y con algún antitérmico, medicamento para tratar la fiebre, para encontrarse un poco mejor sin necesitar antiobióticos ni otros medicamentos que sí necesitarían receta.

Hacer demasiado uso de los hospitales en estos casos, han denunciado en varias ocasiones desde la CAMFIC (Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria), también es culpa del protagonismo que se les da: si los hospitales hablan de la gripe y dicen que están colapsados, se envía un mensaje de gravedad y esto crea un efecto llamada. Albert Planes, miembro del grupo de ética de la CAMFIC, apunta en este sentido que la mayor parte de los problemas derivados de enfermedades respiratorias en general no requieren atención hospitalaria: «paracetamol, agua y reposo».

Uno de los motivos por los que la gripe colapsa las urgencias es la poca previsión que el Departamento de Salud tiene a la hora de planificar cuántos trabajadores son necesarios o cuántas camas extras deberán habilitarse.

El colapso de las urgencias se hace más evidente por la gripe porque se ve concentrado en el tiempo durante 10-15 días pero estos servicios, indican los profesionales que trabajan, «siempre están a punto de colapsarse». Muchos de los factores que ayudan a que esto sea más visible para la gripe no tienen una posible solución o abordaje a corto o medio plazo.

También se habla sobre el abuso que se hace de las urgencias de los hospitales y se recomienda ir a los centros de atención primaria (CAP). El problema, según Planes, es que no se refuerza el personal de los CAP y no pueden con todas las visitas que reciben. Médicos de la Primaria denuncian agendas diarias donde hay más de 50 visitas programadas. En este sentido, Planes opina que, año tras año, «los compañeros de urgencias piden que aumenten la dotación a los hospitales pero se ha visto que esta solución no es la mejor, hay que aumentar la dotación también de la Atención Primaria».

La solución al colapso, apuntan varios profesionales, es múltiple. Una persona sana que tiene la gripe sólo necesita de 3 a 5 días de reposo. Sabiendo que la gripe no tiene cura más allá del reposo, el agua y algún antitérmico, Planes propone que no sea necesario visitarse para coger una baja corta. De esta manera se descongestionarían las urgencias en los CAP. «Tenemos muchos pacientes que no necesitan visitarse: saben qué les pasa y lo que deben hacer. Sólo acuden al CAP para coger la baja «, dice Planes.

Albert Planes indica que en los últimos años se han perdido más de 3.000 profesionales en la Atención Primaria. La población de Cataluña sabe que la situación en la Primaria también está colapsada fuera de la época de gripe. Esto provoca que, según Planes, «al no tener Atención Primaria de referencia», acudan directamente a los Hospitales.

A la reducción de personal se suma también haber sido en época de festivos. «Cuando son vacaciones muchos centros privados y residencias geriátricas tienen menos personal y envían a los pacientes al hospital», comenta José Martí, que fue director asistencial del Valle de Hebrón.

Ante todo esto, uno de los sectores profesionales que sufre con más intensidad el problema es el de los médicos y enfermeros de familia, presentes tanto en los centros de salud como en los servicios de urgencia de muchos hospitales y en los CUAP (Centros de urgencias de Atención Primaria). Amando Martín Zurro, especialista en Medicina de Familia y Comunitaria y Medicina Interna, opina que esto genera desesperación: «por un lado por la angustia de la sobrecarga de trabajo que viven junto con el riesgo para la calidad y seguridad de la asistencia que significa y, por otra parte, por la falta de esperanza de soluciones».

Gestionar y dedicar recursos a la Atención Primaria para que funcione todo el sistema

«Prever una situación que sabes que llegará con agendas especiales para aquellos días no es difícil, basta con pensar en ello». Algunas propuestas que hacen desde el Foro Catalán de Atención Primaria, un espacio de debate creado por trabajadores de la Atención Primaria, son ofrecer ampliar horarios a los profesionales, pagando o a cambio de festivos en un período menos exigente; dejar de hacer cosas que se pueden hacer en otros periodos como seguimientos de enfermos crónicos o analíticas; contar con la enfermería para hacerse responsable de las urgencias…

Año tras año se anuncian medidas para evitar el colapso, la mayoría dirigidas a cambios o ampliaciones de los mismos servicios de urgencias. Estos, afirman a partir de estudios desde los movimientos sociales que apuestan por una sanidad pública y de calidad, se podrían reducir en un 30% si hubiera servicios suficientes a domicilio, sanitarios y sociales pero desde 2010 se ha perdido personal y se han cerrado camas. Hay entonces que hacer políticas que cambien la estructura del modelo sanitario actual: hacer cambios capaces de dar respuestas adecuadas a las actuales necesidades. Nos ponía un ejemplo de los gastos que conlleva dar una mala atención o una atención no necesaria la Dra. Cesca Zapater cuando explicaba el caso de un hombre que quería y podía ser curado en casa y no ser trasladado al hospital.

Saber dónde visitarse es importante para ahorrar recursos y tiempo. Los servicios de urgencias de los centros de atención primaria (CUAP) siguen siendo desconocidos para muchos pacientes que van directamente a los hospitales. En estos, como no hay camas libres, el drenaje de pacientes que deben ingresar desde urgencias se alarga más de la cuenta, por lo que pacientes esperan a menudo los pasillos más de 24 horas a ser trasladados a planta.

 

Pol Rius

Etiquetas

¡Comprueba tus conocimientos!

¿Cómo se cura la gripe generalmente?

¿Qué mecanismo favorece el colapso de las urgencias?

¿Qué es un CUAP?

Ánimo, llevas un 0% completado