Sociedad

Estándar
Fácil

Mujeres en lucha por sus derechos

Huelga feminista mundial por la igualdad de género

Las mujeres quieren dejar de ser invisibles. Este es el objetivo de la reivindicación del Día de la Mujer de 2018, que se celebra cada 8 de marzo. Y para evidenciarlo diferentes colectivos feministas han convocado un paro internacional en el ámbito laboral, doméstico y de consumo. Algunos países harán paros parciales y otros de 24 horas pero el llamamiento se hace en 150 países donde se realizarán manifestaciones para reclamar la igualdad de género en todos los ámbitos.

Siete de cada diez mujeres realizan las tareas domésticas y dedican 2,5 horas más que los hombres a este tipo de actividad, que no está remunerada. El hecho de que el cuidado del hogar, los niños o las personas mayores se produzca dentro del ámbito familiar provoca la invisibilidad de su tarea. Por este motivo, las organizadoras de la huelga proponen que el 8 de marzo las mujeres no hagan nada de lo que suelen hacer. De esta manera se evidenciará la importante tarea que llevan a cabo, en muchas ocasiones a la sombra y sin reconocimiento.

Desigualdad en todos los ámbitos

A pesar de que hace unos años que se han llevado a cabo leyes de igualdad, éstas no han tenido repercusión en la vida real. Los expertos consideran que los hombres deben implicarse en aspectos como el cuidado de hijos y personas dependientes así como en las tareas domésticas. Sólo el 2% de los padres toman un tiempo de permiso en su trabajo para ocuparse de sus hijos.

Esto perjudica a las mujeres en sus carreras profesionales. Porque, aunque tienen más estudios que los hombres y notas medias más elevadas, no acceden con la misma facilidad a puestos de mando. Es lo que se denomina «techo de cristal», es decir, un tope imaginario que no permite a las mujeres ascender laboralmente.

En España el 52% de las mujeres tiene estudios superiores. En cambio, sólo el 26% de los cargos directivos están ocupados por mujeres y el 31% de las empresas no tienen ninguna en su dirección.

Al «techo de cristal» se le debe sumar la «brecha salarial». Las mujeres no cobran lo mismo que los hombres por realizar la misma tarea. Según datos de finales de 2017, la brecha se sitúa en un 23, 25% por lo que las mujeres cobran 6.000 euros anuales menos que los hombres. Esto después repercute en sus pensiones. Las de las mujeres se sitúan en torno a los 750 euros de media mientras que los hombres llegan hasta los 1.150.

«Libres, vivas, feministas, combativas y rebeldes»

Este es uno de los lemas que los colectivos feministas han propuesto para la reivindicación del 8 de marzo.

Aparte de los llamamientos a la igualdad económica y laboral, el Día Internacional de la Mujer también quiere poner el foco en la lacra de la violencia machista y el acoso sexual. Después de un año marcado por las denuncias sobre acoso en la industria de Hollywood con el movimiento me too, cada vez más mujeres se sienten suficientemente fuertes como para explicar y denunciar sus casos de acoso.

Desde la organización, recuerdan que el logro de la igualdad de género pasa necesariamente por el apoyo de los hombres a la lucha feminista.

Antecedentes históricos

La reivindicación de este 8 de marzo está inspirada en el llamado «día libre de las mujeres», que se llevó a cabo en Islandia en 1975. En ese momento, el 90% de las mujeres islandesas salieron a la calle paralizando toda la actividad económica y laboral de la isla. Los hombres bautizaron ese día como «el día largo» porque tuvieron que hacerse cargo de los hijos y de las tareas domésticas. Entonces, sólo un 5% de los parlamentarios islandeses eran mujeres. Cinco años más tarde, una mujer fue elegida presidenta del país.

En octubre de 2016, las mujeres polacas taparon las calles para protestar contra la posible prohibición del aborto. La jornada se bautizó como el «lunes negro» y todas ellas se manifestaron vestidas de negro.

¿Por qué el 8 de marzo?

La fecha se ha elegido porque en marzo del 1857, durante la revolución industrial, varias mujeres salieron a protestar a las calles de Nueva York para condenar las miserables condiciones en las que trabajaban en el sector textil. Más adelante, en 1909, el Partido Socialista celebró en Estados Unidos el primer Día Nacional de la Mujer, que sólo fue seguido en Nueva York y Chicago.

Un año más tarde esta conmemoración llegó a Europa con la segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas celebrada en Copenhague, a la que fueron más de 100 mujeres de 27 nacionalidades diferentes con el objetivo de conseguir el sufragio universal. Dicho de otro modo, que las mujeres tuvieran el derecho a votar. Esto no se logró en España hasta el 1933, y en Francia más de diez años después, en 1944. Así nació el feminismo, que es el movimiento que reclama la igualdad entre mujeres y hombres. Su color es el morado, porque es el que utilizaban las sufragistas británicas.

En 1975, las Naciones Unidas establecieron el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. Aunque originariamente se trataba de reclamar la igualdad para la mujer trabajadora en una sociedad industrial, actualmente se ha convertido en una fecha para reivindicar la igualdad de derechos de la mujer respecto del hombre y condenar la violencia machista.

¡Comprueba tus conocimientos!

¿En qué ámbitos se propone la huelga del 8 de marzo?

¿Qué es el "techo de cristal"?

¿Por qué el 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer?

Ánimo, llevas un 0% completado