Mundo

Estándar
Fácil

15-M del 2019: el día en que la lucha por el clima se hizo global

Los jóvenes se manifestaron el 15 de marzo por el futuro del planeta en cerca de 1.600 ciudades, repartidas por 105 países. La movilización para exigir medidas contra el cambio climático iniciada por Greta Thumberg en Suecia se ha convertido realmente en planetaria

Una gran pancarta verde en que se lee “emergencia climática” encabezaba en Barcelona la manifestación organizada el 15 de marzo como parte del movimiento Fridays for Future. Quienes la llevan no tienen más de 25 años. Era una de las marchas que se convocaron en medio centenar de ciudades de toda España. Y en el mundo. Los jóvenes salieron a protestar en defensa del futuro del planeta en cerca de 1.600 ciudades, repartidas por 105 países. El 15-M del 2019 queda como la fecha en que la movilización contra el cambio climático iniciada por Greta Thunberg en Suecia se ha convertido realmente en global.

Los estudiantes son conscientes de los efectos que tiene la inacción de las autoridades. “Nosotros queremos que se declare en todos los niveles institucionales la emergencia climática porque consideramos que no se puede solucionar una crisis si no se nombra como lo que es, es decir, una emergencia, una crisis”, explica Gemma Barricarte, una de las portavoces Fridays for Future en Barcelona. “Es el inicio -dice- de lo que serán muchos más viernes de protesta”.

El último y sexto informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Perspectivas del medio ambiente mundial, alerta sobre las grandes catástrofes a las que se enfrenta humanidad como consecuencia del cambio climático. Desde que se publicó la primera edición del informe en 1997, el estado general del medio ambiente se ha seguido deteriorando a pesar de los esfuerzos (débiles) de algunos países y regiones. La falta de compromiso para asegurar que el Acuerdo de París se cumpla está teniendo repercusiones negativas e irreversibles en los recursos naturales esenciales, señala el informe, elaborado por 250 científicos.

En este sentido, Gemma Barricarte precisa que “nosotras creemos que hay una responsabilidad y cobardía política absolutas porque habiendo datos y medidas aprobadas y puestas sobre la mesa, no se están llevando a cabo y es precisamente lo que estamos reclamando, que se realice lo prometido y que no es suficiente”.

El 15 de marzo del 2019 ha significado la respuesta de una generación ante la amenaza del cambio climático. Una generación que sabe que va a sufrir sus consecuencias porque quienes les han precedido no han tomado las medidas necesarias para evitarlo. Tal como proclama el manifiesto leído durante las manifestaciones, “nos encontramos en un momento clave de nuestra historia. Hemos de escoger entre políticas que no respetan los derechos fundamentales de las personas y que agreden nuestro entorno o bien elegir dar un paso al frente y exigir medidas que mejoren la calidad de vida de la ciudadanía, que respeten nuestro medioambiente y que no pongan en peligro nuestro futuro”.

La protesta de los jóvenes en demanda de Medidas políticas contra el cambio climático es ya un movimiento planetario. Millones de personas en todo el mundo han hecho suyas las palabras de Greta Thunberg: “necesitamos esperanza, pero antes necesitamos acción. Después de la acción vendrá la esperanza y si los líderes mundiales no hacen nada, haremos que nos oigan”.

Fotos: Pol Rius

Etiquetas