Actualidad ilustrada

Estándar

Atasco en el Everest

Nirmal Purja (Myagdi, Nepal; 1984) captó una imagen que ha impresionado al mundo. La fotografía, tomada el 22 de mayo del 2019, muestra una cola de alpinistas intentando coronar la cumbre del Everest, la cima del planeta (8.848 metros). Nirmal Purja estaba descendiendo cuando se cruzó con más de doscientos montañeros. Era un atasco, una aglomeración que podía convertirse en una trampa mortal. Primero tomó la foto, y después, cuenta, “intenté dirigir ese atasco humano durante hora y media. Todo el mundo quería subir y todo el mundo quería bajar. Lo que hice fue pararme y controlar el tráfico. Iba mandando gente arriba y abajo continuamente”.

El hecho que el viento se mantuviera a 35 km/hora evitó que el atasco acabara en una gran tragedia. Pese a ello, dos personas murieron aquel día. La agencia France Presse informó que Donald Lynn, de 55 años, se cayó mientras tomaba unas fotos cerca de la cima. La segunda víctima fue Anjali Kulkarni. Los sherpas que la acompañaba dijeron que el retraso causado por las colas había agotado las fuerzas de la mujer, también de 55 años.

El colapso de alpinistas en las cumbres de más de ocho mil meros supone un alto riesgo, ya que cada minuto es importante cuando uno depende de una botella de oxígeno para sobrevivir y puede verse atrapados por la noche. El Departamento de Turismo de Nepal ha emitido este año 378 permisos de escaladas, un récord histórico desde la primera ascensión exitosa al Everest en 1953.