Actualidad ilustrada

Estándar

‘MAREA NEGRA’

Dos millones de personas se han manifestado cuatro veces, en cuatro días, en Hong Kong contra el el proyecto de ley de extradición a China. Estas cifras representan que el 28% de una población de siete millones de residentes planta cara a Carrie Lam, la ministra jefa del Gobierno autónomo. Los manifestantes visten de negro, el color elegido para simbolizar la protesta y el dolor por la muerte de un joven activista mientras colgaba un cartel en lo alto de un edificio. La ley que facilitaría que los detenidos pudieran ser entregados a China, es, según los manifestantes, un intento de integrar un poco más a Hong Kong en la órbita de la China continental y diluir el sistema de democracia y libertades que la excolonia británica tiene prometido hasta 2047