Política e historia

Estándar
Fácil

¿Por qué es importante la UNESCO?

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO por sus siglas en inglés, vive una situación particular. La retirada de Estados Unidos de la institución, que ha sido secundada también por Israel, compromete la financiación de sus programas y, por tanto, su consecución. No sólo es un tema económico sino de necesidad de amplificar, ahora más que nunca, el mensaje en favor de la paz que durante más de setenta años se ha encargado de llevar a cabo la UNESCO. En un momento en que el mundo sufre varias formas de terrorismo salvaje; el conocimiento, el acercamiento y el diálogo cultural entre naciones se erigen como un arma fundamental y potente en favor de la paz.

La retirada de Estados Unidos de la UNESCO se enmarca en una política de abandono de algunos de los acuerdos clave a escala mundial. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya anunció el pasado junio la retirada del país del acuerdo de París sobre el cambio climático y ahora amenaza con hacer lo mismo con el acuerdo nuclear con Irán. La continuidad del país norteamericano en Naciones Unidas también ha sido cuestionada. Aparte de las consecuencias económicas que conlleva que la principal economía mundial se retire de estos pactos, el peligro también reside en que otros países decidan imitar a Estados Unidos y abandonar los tratados.

Estados Unidos argumenta que la UNESCO ha llevado a cabo una política antisraeliana en sus políticas. De hecho, el conflicto con la UNESCO data de 2011 cuando el organismo internacional decidió aceptar a Palestina entre sus estados miembros.

Una vez anunciada su retirada, los Estados Unidos participarán en la UNESCO como estado observador.

En favor de la paz y el diálogo

La institución fue creada después de la II Guerra Mundial para reconstruir los sistemas educativos europeos para hacer frente a la posguerra. Desde entonces, su misión se centra en consolidar la paz entre naciones a través de programas culturales y educativos. A menudo se relaciona la UNESCO con la conservación del patrimonio cultural pero también contribuye a la erradicación de la pobreza o el fomento de la igualdad entre niños y niñas.

Actualmente, las prioridades de la UNESCO son el continente africano y conseguir la igualdad de género, es decir, que hombres y mujeres disfruten de los mismos derechos y obligaciones.

Nueva directora

El abandono de los Estados Unidos e Israel de la UNESCO llega en un momento en que cambia su directora general. La ucraniana Irina Bokova, al frente de la institución durante los últimos ocho años, será sustituida por la exministra de Cultura francesa, Audrey Azoulay. La francesa, de origen marroquí, se impuso a la del catarí Hamad bin Abdulaziz Al-Kawara por un estrecho margen de dos votos de diferencia.

Aunque es una norma no escrita, la zona de procedencia del director de la UNESCO, cambia año tras año. En esta ocasión, sin embargo, una europea volverá a dirigir la institución, ante el malestar de los países árabes, que habían presentado hasta cuatro candidatos.

 

Etiquetas