Igualdad de género

Estándar

Preguntas y respuestas sobre la huelga feminista del 8 de marzo

La movilización sitúa a las mujeres como protagonistas del cambio en la lucha por la igualdad salarial, contra la precariedad en el trabajo, la violencia machista y la sobrecarga que significa la asunción en exclusiva de las tareas de cuidado a las familias

El 8 de marzo es el día internacional de las mujeres. Históricamente conmemora varios hechos vinculados con la represión contra las trabajadoras: la huelga de las obreras textiles estadounidenses de 1857, el incendio de la fábrica Cotton o el de la Triangle Shirtwaist Company, de  Nueva York, el día 25 de marzo de 1911, una industria textil en la que trabajaban quinientas personas, en su mayoría mujeres migrantes jóvenes. En este último caso murieron 142 obreras que el año anterior habían mantenido una importante huelga para pedir mejores condiciones laborales.

El año pasado se convocó, al igual que éste, una huelga feminista destinada a denunciar discriminación en los salarios, la precariedad laboral, la violencia machista y la sobrecarga de las tareas de cuidado que sufren las mujeres.

En 2018 se produjo el estallido de la reivindicación feminista. Las calles de Catalunya, España y muchos otros países se llenaron de manifestaciones fuertemente reivindicativas. Aquí, en concreto, contribuyeron a la concienciación hechos como el caso conocido como La Manada (una violación múltiple tratada judicialmente con extraña vehemencia), o el movimiento #MeToo , que aquí tuvo una versión paralela con el #Cuentalo, que denunciaban violencia de género.

¿Quién está detrás de la huelga feminista?

Desde la recuperación de la democracia, concretamente en 1977 decenas de grupos feministas crearon la Comisión 8 de marzo. Ahora hay cientos de asambleas locales, autonómicas y estatales que preparan la movilización. En estas comisiones conviven organizaciones feministas, sindicales, de barrio y culturales entre otros, en una movilización transversal que ha superado todas las previsiones. En Catalunya la entidad Ca la Dona reúne muchas de las asambleas y organizaciones que confluyen en la movilización feminista.

Cómo se puede hacer la huelga feminista

La realización de la movilización tiene un paraguas legal claro. Así, el sindicato UGT y también el sindicato CGT han presentado preaviso de huelga general para ese día. La organización de tradición socialista plantea hacer “al menos” dos horas de paros en los centros de trabajo, aunque la cobertura afectará las que quieran hacer un paro de 24 horas.

Igualmente, CCOO ha comunicado huelga de dos horas por turno en todos los ámbitos laborales, aunque en sectores altamente feminizados el paro se alarga a 24 horas, entre estos ámbitos está la enseñanza (pública y concertada), los  contact center , los medios autonómicos de comunicación (TV3 y Catalunya Ràdio), Ayuntamientos como el de Barcelona y el Prat de Llobregat y la Diputación de Barcelona, entre otros, según fuentes de la organización.

USOC ha convocado paros de dos horas por turno de trabajo y cada centro podrá elegir horarios.

Otras organizaciones como CGT, CNT la Intersindical CSC y la IAC han convocado huelga en todos los sectores durante toda la jornada: 24 horas.

¿A quién se convoca a la huelga?

Al paro se convoca a todos los trabajadores y trabajadoras. Sin embargo, las feministas instan en particular a las mujeres a participar porque se trata de evidenciar que sin el trabajo femenino, remunerado o no remunerado, nada funciona. Este es el eje de la convocatoria: ‘Si nosotras paramos, se para el mundo’, afirma el eslogan.

Además, la mayoría de colectivos reclama a los hombres que colaboren, en segundo plano, con las mujeres en la huelga feminista. En este sentido, decenas de hombres de diversas zonas ya han empezado a organizarse para coordinar una red de “puntos de cuidado” como apoyo a la huelga feminista.

La Comisión 8 de marzo llama a los hombres a participar en las manifestaciones y movilizaciones que se convoquen, especialmente por la tarde, en tanto que aliados del feminismo.

Contenido de la huelga

La huelga, según la Comisión 8 de Marzo, tendrá un alcance transversal. Así, se plantea como feminista, laboral, de cuidados, de consumo estudiantil y asociativa.

De todos los aspectos que incluye la huelga feminista se considera clave el apartado de los cuidados. En este sentido se hacen reclamos a los hombres a asumir estas tareas para que así conozcan de primera mano la labor que hacen las mujeres en el sostenimiento del hogar. Trabajo que asumen ellas en solitario casi en todos los casos.

En el apartado del consumo se hace una recomendación a abstenerse de consumir lo que no sea imprescindible en esta jornada, reduciendo al mínimo el gasto en suministros y en bienes y servicios. Así se verá el peso que las mujeres tienen en este ámbito y, al mismo tiempo, se quiere hacer una reflexión sobre cómo se consume y la importancia que tienen las mujeres en la implantación de modelos sostenibles.

La huelga laboral insta a detener toda tarea productiva en este ámbito. En el documento de motivos elaborado por las organizaciones feministas hay cuatro ejes: violencias, cuerpos, fronteras y economía.

Las feministas del 8M denuncian las violencias machistas en todas sus formas y exigen más presupuesto para combatirlas. Especialmente sangrante es el hecho de que a fecha del 22 de febrero había en España 14 mujeres asesinadas por violencia machista. También se pone el foco en la precariedad que sufre la mujer al mercado de trabajo, que supera con mucho la de los hombres. También se insiste en la persistencia de barreras a su proyección profesional y su discriminación en materia de salarios.

En la misma línea, denuncian que la pobreza las afecta de forma preferente las mujeres. En este sentido, se llama la atención en los recortes presupuestarios que afectan los cuidados, la falta de reconocimiento del trabajo doméstico que asumen las mujeres en mayor medida, haciendo especial énfasis en las migrantes, un colectivo aún más vulnerable.

Movilizaciones previstas

La movilización del 8 de marzo tiene un preámbulo el día anterior. En muchas localidades se hacen marchas no mixtas de antorchas la tarde del día 7. Como ocurrió el año pasado la jornada de la mujer trabajadora tendrán dos partes. Por la mañana habrá el paro laboral, que al menos en la ciudad de Barcelona implicará también manifestaciones y concentraciones. Lo mismo ocurrirá en el resto de provincias. Por la tarde, se han celebrado las grandes marchas en las que participan decenas de miles de personas. Estas manifestaciones tienen un carácter interclasista y fuertemente reivindicativo.