Ciencia y tecnología

Estándar

El riesgo por la subida del nivel del mar se acelera

Un informe pronostica que 300 millones de personas estarán amenazadas por las inundaciones en el año 2050. Tres veces más de lo que se pensaba hasta ahora. Las principales áreas afectadas en España serán las áreas del Guadalquivir, la costa gaditana y el Delta del Ebro.

Un informe publicado en Nature Communications pronostica que las personas afectadas por el aumento del nivel del mar y las inundaciones en 2050 triplicarán a la cifra que se barajaba hasta ahora. A partir de entonces, y si no se toman medidas de contención del agua, cada año se inundarán zonas costeras en todo el mundo en las que ahora viven 300 millones de personas.

Los científicos de Climate Central que han elaborado el estudio han desarrollado una forma más precisa de calcular la elevación de la tierra basada en lecturas satelitales, una forma estándar de estimar los efectos de la subida del nivel del mar en grandes áreas, de los que ya alertaba el IPCC recientemente.

De sus conclusiones se extrae que el área más afectada será Asia —con Vietnam, China, Bangladesh, India, Indonesia y Tailandia como principales países afectados—. En Vietnam, más de 20 millones de personas —casi una cuarta parte de la población— viven en tierras que se inundarán, entre ellas el centro económico del país: la ciudad de Ho Chi Minh. Así, de no tomar medidas, el sur de Vietnam podría desaparecer por completo, como se observa en el mapa de riesgo elaborado por la organización Climate Central. El sur de Vietnam será una de las zonas más afectadas de Asia. 

En rojo, la parte que podría desaparecer como consecuencia de las inundaciones. Fuente: Herramienta de detección de riesgos costeros de Climate Central.

En Tailandia, más del 10 por ciento de la población vive en tierras que probablemente se inundarán en 2050 y su capital política y comercial, Bangkok, está especialmente en peligro. También Shanghai, uno de los motores económicos de Asia, se verá amenazada por el agua, según este análisis, que no tiene en cuenta el crecimiento futuro de la población o la pérdida de tierras por la erosión costera.

En España, unas 200.000 personas viven actualmente en zonas que estarán expuestas a inundaciones anuales en 2050. Entre ellas, destaca especialmente la zona del Delta del Ebro, el norte de Algeciras y Palmones, la playa de Pedro Valiente en Cádiz, gran parte de Barbate y otras zonas costeras de Cádiz como Conil, el Faro de Trafalgar o el Puerto de Santa María.

También el municipio de Huelva se verá amenazado, afectando a la ciudad, pero también a la zona de El Rompido y del río Guadiana. El área alrededor del río Guadalquivir también está en riesgo por inundaciones que afectarían a Doñana y a pueblos enteros como Isla Mínima o Marismillas, llegando a afectar incluso a la ciudad de Sevilla.

En rojo, las zonas de Andalucía que se verían afectadas por las inundaciones en 2050. Fuente: Herramienta de detección de riesgos costeros de Climate Central.


Medidas para reducir riesgos

El estudio recuerda que estos hallazgos no significan directamente que las áreas señaladas vayan a desaparecer. Además de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global, los expertos que han elaborado el citado informe también apelan a las medidas de adaptación ante el aumento del nivel del mar que el cambio climático ya está produciendo en numerosos puntos del planeta. Los muros y los diques «están protegiendo a cientos de millones de residentes de las áreas costeras», explican en el informe, donde también señalan el refuerzo y el mantenimiento continuo de las defensas costeras para que estén adaptadas al escenario futuro.

Para 2100, las proyecciones sí podrían ser más optimistas respecto a lo que se prevé para 2050 en caso de que se tomen medidas. Con una rápida reducción de las emisiones y un deshielo menos acentuado, el informe pronostica que, en 2100, habría 340 millones de personas viviendo en las zonas con mayor riesgo de inundación. En cambio, si las emisiones incrementan y se produce un nivel alto de deshielo, la cantidad de personas afectadas se elevaría a 480 millones. 

En España, en el mejor escenario posible para 2100, unas 260.000 personas sufrirían las consecuencias de las inundaciones; mientras que se podría llegar a las 690.000 en caso de que se incumplan los objetivos del Acuerdo de París.